Diferentes estilos de running

Somos muchos los corredores populares que antes o después sentimos la llamada de la naturaleza, abandonamos el asfalto iniciándonos en el trail running y empezamos a correr por la montaña.

El Trail Running es altamente atractivo: nos permite disfrutar de nuestro deporte favorito en plena la naturaleza, nos regala paisajes y experiencias que no se dan en la ciudad y nos da la oportunidad de dejar atrás el ruido, la polución y la rutina.

Es altamente recomendable hacer una visita de vez en cuanto al mundo natural para aprovechar los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud física y mental.

Para disfrutar al máximo de la montaña cuando empezamos a correr por ella debemos tener en cuenta algunas prácticas que harán que nuestra experiencia sea lo más gratificante posible.

Si te atrae el contacto con la naturaleza y estás pensando en iniciarte en el Trail Running, coge papel y lápiz y toma nota de estos buenos consejos.

Consejos para iniciarte en el Trail Running

8 Consejos para iniciarte en el trail running

Ahora vamos con 8 consejos para iniciarte en el trial running y que no falles en tu intento y puedas disfrutar de esta disciplina deportiva.

1· Ve poco a poco. Período de transición y adaptación al medio.

Correr por la montaña es un ejercicio muy distinto a la carrera sobre el asfalto, ya que vamos a encontrarnos terrenos completamente diferentes, con irregularidades y cambios de pendiente que nada tienen que ver con las superficies homogéneas y lisas de la ciudad.

Aunque tengamos una buena base aeróbica y muscular, debemos hacer una transición progresiva del asfalto a la montaña para adaptarnos al nuevo medio y evitar sobrecargas o lesiones. Las primeras salidas deben ser suaves, más espaciadas en el calendario, con poco desnivel acumulado y prestando atención a las sensaciones de nuestro cuerpo.

En esta fase intentaremos evitar terrenos muy técnicos. Según cojamos confianza y habilidad podremos aumentar progresivamente la calidad y cantidad de nuestros entrenamientos e ir probando nuevos lugares de mayor dureza.

Si te gusta la montaña y la disfrutas, en pocas semanas te habrás adaptado perfectamente. Recuerda, siempre es una buena estrategia el ir de menos a más.

2· Fortalece el tren inferior para el trail running.

El continúo desnivel y la dificultad del terreno que vamos a encontrar en el Trail Running va a exigir a nuestras piernas una mayor condición física y desempeño muscular que cuando corremos en llano.

Tengamos en cuenta que en las subidas y bajadas además de avanzar hacia delante tenemos que contrarrestar la fuerza de la gravedad y vencer el rozamiento del suelo.

Por ello es muy importante que fortalezcamos nuestro tren inferior con ejercicios específicos, como sentadillas y multisaltos, para poder afrontar las pendientes con garantía, y sobre todo, para evitar lesiones, torceduras y esguinces que podemos sufrir debido al terreno irregular.

Hay que poner especial atención en fortalecer los tobillos con ejercicios de propiocepción para evitar hacernos daño en una mala pisada, algo muy frecuente cuando hacemos trail.

3· Equípate con material adecuado para el trail.

Las condiciones de la montaña nos van a exigir equiparnos con un material distinto al que usamos en la ciudad. Necesitamos un calzado apropiado que nos dé seguridad y agarre de la pisada en los terrenos irregulares que nos vamos a encontrar.

Llevar unas buena zapatillas de trail, como las salomon L39071600, es indispensable para poder correr por la montaña. Es importante portar una mochila donde guardar bebida, comida, teléfono móvil, documentación, ropa de abrigo, frontal, botiquín y todo aquello que creamos útil y necesario en nuestra salida.

Hemos de tener en cuenta que en la sierra no hay comercios ni personas que nos puedan asistir, así que debemos ser autosuficientes con el material que llevemos. Además este material variará en función de la cantidad de horas que vayamos a estar en la montaña y de las condiciones climáticas que nos vayamos a encontrar.

Próximamente analizaremos con detalle todo el equipo recomendable para practicar el Trail Running en todas sus modalidades.

equipamiento trail running

4· Cambia Ritmo por Desnivel.

Estamos acostumbrados a valorar nuestros entrenamientos en llano con parámetros como el ritmo, la distancia o la velocidad. Nos gusta mirar si hemos corrido a 4:50 min/km o si hemos hecho un sub 2h.

Sin embargo en la montaña cada metro de terreno que recorremos es distinto. Vamos a encontrar continuos cambios de rasante, desniveles, variedad de tipos de suelo y diferentes condiciones allá por donde vayamos pisando, por lo que cada kilómetro será único y el dato del ritmo no será relevante, ya que lo habremos ido adaptando a los factores cambiantes del terreno y no será constante.

Lo más importante para valorar un entrenamiento o competición en Trail Running es el dato de desnivel acumulado sobre la distancia recorrida, es decir, la cantidad de metros verticales totales que hemos sumado entre subidas y bajadas a lo largo del entrenamiento.

A más desnivel acumulado, más duro e intenso habrá sido. Igualmente es importante controlar el ritmo cardíaco (si llevamos pulsómetro, o por sensaciones si conocemos muy bien nuestro cuerpo) para saber que en todo momento el corazón está trabajando en la zona de entrenamiento que deseamos y que nos estamos adaptando bien a los cambios de pendiente y altitud con un nivel de esfuerzo adecuado.

No nos interesa quemarnos en la primera subida, a menos que estemos entrenando potencia.

5· Camina cuando lo necesites.

Los corredores sentimos un extraño dolor en el orgullo cuando nos toca parar y caminar. No nos gusta. Sin embargo en Trail Running vamos a encontrar subidas de mucha pendiente o terrenos técnicos muy complicados que no se pueden afrontar corriendo, así que no tengas el menor reparo en caminar cuando lo necesites.

Además, te ayudará a recuperar el aliento y oxigenar las piernas. Este es tal vez uno de los puntos que más nos cuesta comprender la primera vez que abandonamos los ritmos constantes del asfalto y empezamos a correr por la sierra.

Pero es normal, pronto nos habituaremos a esas paradas y cambios de ritmo. Si buscas algún vídeo sobre trail y kilómetros verticales verás que hasta el mismísimo Kilian Jornet camina cuando es necesario.

6· Sé previsor con la meteorología.

Cuando tengamos planificada una salida a la montaña siempre hemos de consultar la predicción del tiempo el día anterior para conocer de primera mano qué climatología nos vamos a encontrar, y en función de ello qué decisiones debemos tomar.

Saber si hará frío, calor, lluvia o viento nos ayudará a escoger adecuadamente la ropa y el equipo que llevaremos al día siguiente, al igual que a planificar los descansos, puntos de avituallamiento o rutas alternativas más acordes al clima. Es más, conocer la previsión meteorológica es vital para no asumir riesgos en estaciones complicadas.

Si se anuncian tormentas, un temporal de agua y nieve o una ola de calor, lo más sensato es tomar la decisión de posponer la salida hasta que las condiciones mejoren y sean aptas para practicar el Trail Running con garantías para nuestra salud.

Recuerda que la línea que separa la valentía de la temeridad es a veces muy delgada y nunca debemos sobrepasarla.

7· Nunca pierdas el respeto a la montaña.

Jamás debemos olvidar que en la montaña la naturaleza impone sus leyes y que nosotros somos meros visitantes, así que tenemos que ser muy prudentes, especialmente cuando las condiciones climáticas o del terreno no son favorables.

Es importante que sepamos observar, aprender y respetar los límites del medio natural y los nuestros propios para eludir accidentes y problemas mayores. Evita pasar cerca de los acantilados, busca los caminos más seguros, no pises rocas sueltas, no peques de exceso de confianza si estás en la nieve.

Aprende de la naturaleza y usa el sentido común a la hora de tomar decisiones. Siempre debemos anteponer nuestra seguridad, es preferible modificar el plan inicial que arriesgar nuestra integridad física.

8· Disfruta del trail running y cuida de la naturaleza.

Correr por las montañas es una experiencia incomparable que nos va a regalar momentos y escenas inolvidables. Si llevamos las retinas preparadas para saborear todo lo que naturaleza nos regala, volveremos a casa con una gran felicidad.

Y como buenos amantes del medio ambiente debemos cuidarlo y protegerlo con una alta dosis de civismo y respeto. Nunca tiraremos deshechos al suelo, ni dañaremos especies vegetales o animales. La montaña es la casa de todos, y entre todos debemos cuidarla y preservarla.

Estas son las cuestiones a nivel general que debemos valorar para empezar en Trail Running. En futuros artículos hablaremos de material técnico, ejercicios y entrenamientos para que sigamos aprendiendo juntos sobre esta maravillosa experiencia de correr por la montaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here