Claves para correr en invierno

Mucha gente se plantea correr en invierno para disfrutar de un cuerpo más cuidado en otras épocas del año. Aunque el ejercicio de correr se encuentra realmente de moda y cada vez son más sus practicantes, es importantísimo que conozcas distintos consejos previos a empezar a correr de utilidad.

Claves para correr en invierno

Si con la llegada del invierno prefieres no quedarte en casa, al lado de la estufa, no te importan las bajas temperaturas que encontrarás a tu paso y quieres practicar un deporte tan beneficioso como es correr, en este artículo hallarás información que te ayudará en su desempeño.

8 Consejos para correr en invierno

El desarrollo de esta actividad deportiva te permite experimentar una subida de la temperatura corporal. Además de conseguir ser realmente agradable sin importar tanto que sea invierno o no, tienes que tener en consideración diferentes consejos para hacerlo bien.

Amplía la ingesta de alimentos ricos en calorías

Necesitarás consumir más calorías en invierno. No debes obviar que tendrás que consumir mayores cantidades de tanto carnes como pescados azules con las que añadir proteínas a tu dieta. Además, los alimentos ricos en calorías como las legumbres, te resultarán igualmente necesarios.

Cuenta con un ritmo adecuado, sin pasarte

Intenta siempre mantener un ritmo adecuado a tu condición física, porque lo contrario sería perjudicial. No vayas más lejos de tus posibilidades como corredor y se consciente de tu estado de forma.

Identifica la dirección del viento

Trata de comenzar a correr en la misma dirección del viento, eso sí, protégete bien del frío. Posteriormente, finaliza tu sesión en el sentido opuesto y notarás cómo te resulta bastante más agradable la experiencia.

Mantén una hidratación adecuada

La temperatura de tu organismo se verá influida, en mayor o menor medida, por la acción del viento y las bajas temperaturas. No olvides hidratarte bien y sobre todo, secarte correctamente después de haber entrenado para evitar que la propia sudoración de tu cuerpo o la acción del medio exterior te ocasione por ejemplo, resfriados.

Pisa con seguridad

Las irregularidades que encontrarás en el terreno pueden generarte torceduras peligrosas por ejemplo, en los tobillos. Mira bien dónde pisas y asegúrate de hacerlo correctamente.

Protégete bien de las bajas temperaturas

Ten cuidado con la ropa para correr en invierno que utilizas. Algunas prendas como es el caso de las de nylon incrementarán tu nivel de sudoración y no te protegerán bien frente a las bajas temperaturas de la calle. Puedes utilizar otros productos como las clásicas mallas, unas zapatillas adecuadas y por ejemplo, ponerte prendas reflectantes para la prevención de distintos accidentes.

Realiza un calentamiento previo

Aunque el calentamiento es probablemente una de las partes fundamentales cuando nos referimos a correr, lo es más todavía durante el invierno. A través de este calentamiento previo al inicio de la actividad física, elevarás tu temperatura corporal y estarás mejor preparado para iniciar la actividad deportiva.

Respira como debes hacerlo

Aunque los beneficios del running son muchos, el frío es un mal aliado para tus bronquios. Intenta inspirar a través de la nariz y espirar por la boca.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here